Sabado 22
Junio de 2024
147 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
22 avisos en clasificados

Argentina

Tenía 22 años, soñaba con ser ingeniero pero lo mataron por un celula

10/06/2024 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 245 veces

Carlos Enrique Sánchez Paredes (22) salió de su casa de la localidad bonaerense de Bernal muy temprano el sábado por la mañana. Su familia jamás volvería a verlo con vida. Lo mataron durante un robo cuando iba a tomar el colectivo.


Estudiante de Ingeniería de la Universidad de La Plata (UNLP), Carlos debía ir a rendir un examen este sábado y se fue caminando rumbo a la parada de colectivos. Su mamá, como siempre, se quedó en la vereda viendo cómo su hijo se alejaba hasta que lo perdió de vista.


Luego, como era costumbre entre madre e hijo, la mujer esperó por el mensaje que daba cuenta de que ya estaba en viaje, algo común, para que se quedara tranquila. 


Pero ese WhatsApp nunca llegó y la mamá de Carlos salió a buscarlo por el barrio. Lo encontró a poco más de 100 metros de su vivienda boca abajo, agonizaba.


Carlos, que el 26 de julio habría cumplido 23 años, llegó sin vida al hospital de Wilde, trasladado por un vecino. “Lo mataron de un golpe en la cabeza para robarle el celular”, informaron fuentes del caso.


Sólo eso saben los investigadores de la DDI de la Policía Bonaerense de Quilmes, en el marco de la causa que encabeza la fiscal Karina Gallo, de la UFI N°4 del departamento judicial de ese distrito. 


El resto es un misterio: no hay cámaras de seguridad en la zona, no hay testigos ni tampoco hallaron el arma homicida en el lugar del hecho.


Carlos, que estudiaba la carrera de Ingeniería en la UNLP y que trabajaba en Comisión de Investigaciones Científicas, fue atacado muy cerca del cruce de Misiones y Falucho, a metros de uno de los ingresos a la Villa Itatí.


Carlos tenía una herida en la cabeza, provocada por un objeto contundente. Su asesino le dio un golpe fatal, pero los investigadores aún no saben siquiera cuántos lo atacaron.


“Qué injusta es la vida. Un pibe de barrio que se esforzaba día a día en estudiar y trabajar para tener un futuro mejor y unas ratas inmundas te arrancan la vida. Descansa en paz Carlitos”, posteó en Facebook un allegado a la víctima. Infobae



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
catamarcaya@yahoo.com.ar
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel