Sabado 04
Febrero de 2023
126 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
24 avisos en clasificados

Argentina

Robaron, ataron y mataron a golpes a una jubilada en su casa

25/01/2023 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 285 veces

 

Una jubilada de 81 años fue encontrada muerta, atada y con golpes en el rostro en su casa de la localidad bonaerense de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría, y los investigadores establecieron que se trató de un homicidio en ocasión de robo.

Según informaron fuentes judiciales citadas por Télam, el hecho fue descubierto el domingo último por el hijo de la víctima, identificada como Nilda Blanco, en una vivienda situada en Arana al 1800 del mencionado municipio del sur del conurbano.

El hombre se dirigió hasta la casa de su madre porque no le respondía los llamados y al llegar vio que la puerta de ingreso estaba abierta. Al entrar al inmueble, el hijo de la mujer la encontró fallecida con golpes en el rostro y atada a su cama.

De acuerdo con las fuentes, personal de la comisaría local comenzó a investigar lo sucedido y la fiscal María Paula Segade Sánchez dispuso una serie de medidas.

En principio, el informe preliminar de la autopsia estableció que había fallecido unas 48 horas antes del hallazgo del cuerpo, pero no determinó la causa de muerte, por lo que deberán esperarse los exámenes complementarios.

Los investigadores establecieron que la principal hipótesis es la del robo ya que le sustrajeron unas cadenitas de oro y su teléfono celular.

Según las fuentes, el o los delincuentes pudieron haber entrado o escapado por el ventiluz de la cocina y la fiscal continuaba las tareas para identificarlos.



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
catamarcaya@yahoo.com.ar
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel