Martes 18
Mayo de 2021
241 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
58 avisos en clasificados

Argentina

Mató a su ex y le perdonaron la perpetua porque ella era violenta

29/04/2021 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 398 veces

Si bien el homicidio agravado contempla la pena de prisión perpetua, la existencia de “circunstancias extraordinarias de atenuación” hace que se iguale al delito de homicidio simple, que prevé entre 8 y 25 años.


“En el juicio quedó comprobada que había una situación en la que la ex mujer Rosa Agüero era violenta con él y el vínculo entre ellos está roto en los hechos. Canteros no tenía ninguna denuncia por violencia antes del homicidio”, indicaron fuentes consultadas, en torno a la aplicación de las circunstancias extraordinarias de atenuación.


Los jueces, por otro lado, descartaron la hipótesis de la defensa de Canteros que sostenía que las quemaduras que había sufrido Agüero eran producto de un accidente que protagonizó el imputado.


El TOC 1 de Lomas de Zamora dio por probado que, en la noche del 2 de diciembre de 2018, en una vivienda de 9 de Julio al 2400, en Burzaco, tras una discusión con su ex esposa, cuando ella tenía una vela encendida entre sus manos porque se había cortado la luz, Canteros “arrojó un producto inflamable o nafta sobre el lugar donde estaba la mujer a fin de causar la muerte".


"Como consecuencia de ello, la víctima sufre múltiples lesiones gravísimas al quemarse su cuerpo, provocando su fallecimiento”, agregaron las fuentes.


Canteros estaba en prisión domiciliaria por su edad y en esa condición, según se estableció en fallo, cumplirá la pena que se le impuso por el homicidio. Crónica



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
catamarcaya@yahoo.com.ar
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel