Viernes 14
Agosto de 2020
237 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
76 avisos en clasificados

¡Oh!

"Solo un bobo cree que la casa es de ella"

30/07/2020 | 

Disminuye el tama�o del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tama�o del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 2501 veces

El domingo por la noche Marley visitó a Florencia Peña en su hogar, y la fastusidad de la vivienda generó comentarios picantes en las redes sociales. Durante la transmisión en vivo de Por el mundo en casa, el conductor avisó que se trataba de la nueva mansión de Flor Peña y bromeó al describirla: "¡Ah no! ¡Pero está es la casa de Dinastía! Hay una pileta y un lago. ¡Y acá hay un bar! Todo un bar para fiestas. Está casa es maravillosa. ¡No lo puedo creer! Está todo con concepto abierto, y la pileta tiene velas flotando".


Asombrado por la elegancia del hogar de su amiga, Marley afirmó: "Divino el lugar. No puedo creer que vos vivas en esta casa. ¡Tenés un muelle! Ahora me siento que vivo en una porquería". Sin embargo, no todo es lo que parece y ese no sería el lugar donde en realidad vive la artista.


Al confirmar que Flor no es vecina de Karina Jelinek, quien alquila una propiedad en el exclusivo barrio Cabos del Lago de Nordelta, Rodrigo Lussich reveló en Intrusos la cruda realidad: “La verdad es que Florencia Peña está remodelando la cocina de su casa de Palermo y le prestaron esta propiedad muy lujosa”.


Pícaro, Adrián Pallares acotó: “Esa casa ya la usó Telefe. Solo un bobo pudo pensar que esa era la casa de Florencia Peña. Ya se había usado en Divina Comida, cuando una famosa no quiso mostrar su casa”. Y Lussich explicó: “Estaba todo puesto para la televisión”.


Aunque eso no fue todo, ya que Rodrigo Lussich ventiló la interna que se vive en el coqueto barrio cerrado: “Los vecinos del lugar están furiosos y hay nueve pedidos de multa en la administración porque no dejan entrar a nadie ajeno al lugar por los protocolos anti Covid, pero el domingo entró Marley y todo su equipo”.


Al final, Adrián Pallares justificó su dura frase: “Esa no es una casa vivida. Se notaba el chivo de los sillones. Quien vio el programa se da cuenta que esa casa es casi un salón de fiestas”.




Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel