Miercoles 05
Agosto de 2020
388 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
66 avisos en clasificados

Actualidad

Tenía 3 años, volaba de fiebre pero no lo quisieron atender y murió

15/07/2020 | 

Disminuye el tama�o del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tama�o del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 4201 veces

Dolor, angustia y desesperación. Eso sienten los familiares de Catriel Cuello, el nene de 3 años que falleció en la guardia del Hospital Santamarina en Monte Grande, Buenos Aires, el pasado 29 de mayo. A 45 días del aquel trágico momento, sus familiares están desconcertados y todavía no saben qué le provocó la muerte al pequeño. “Es un dolor inmenso el que estamos viviendo. No tenemos una explicación de lo que pasó. Hubo desinterés por parte de un médico que lo ninguneó", le cuenta Jimena, tía del menor, a casi dos meses de la inesperada partida de su sobrino.

Todo comenzó el 28 de mayo. Según le detalló Jimena a la prensa, el día anterior Catriel se encontraba sano, jugó como de costumbre, tal y como lo hace un nene de 3 años, y se fue a dormir.

"El 28 se despertó con temperatura, la mamá intentó bajarle la fiebre por todos los medios, pero no le bajaba. Como no queríamos ir a ningún hospital por todo esto del coronavirus, llamó a Atención al vecino para que le envíen una ambulancia. Ahí le dijeron que no tenían guardia pediátrica y que no le podían mandar una ambulancia para que atendiera a Catriel", contó.

Y siguió: "Desde el SAME, sin embargo, le dijeron a mi hermana que se acerque al hospital más cercano si el nene seguía con fiebre". Debido a que la temperatura de Catriel no descendía, Belén, su mamá, decidió llevarlo al nosocomio más cercano: el Hospital Santamarina en Monte Grande.

"Ahí lo revisó una pediatra, de nombre Paola Raso, que le mandó a hacer análisis de sangre, una placa y le dio un Paracetamol para que le bajara la fiebre. Pero cuando lo tomó casi una hora después, la temperatura le había subido de 38 a 39,4", recordó Jimena.

A pesar de la elevada temperatura de Catriel -cuenta su tía- la doctora que lo atendió aseguró que el Paracetamol todavía no había hecho efecto, les aclaró que los análisis del menor habían dado "bien" y les pidió a sus padres que volvieran junto al nene a casa.

"El 29 seguía igual, con fiebre. Llamé a Casa Cuna para que le pudieran mandar una ambulancia y me dijeron que no podían hacer nada en provincia. A Catriel le dolían las piernas y tenía más de 39 grados, por lo que lo volvimos a llevar", sostuvo su tía, visiblemente angustiada.

En esa oportunidad, a Catriel lo atendió un médico que se guió por los estudios del día anterior y le volvió a pedir a sus padres que lo llevaran a casa: "Una vez llegamos a casa, en ese mismo día, el nene se descompensó. Estábamos esperando que mi papá llegara con el auto que tenía permiso. Se puso morado, estaba frío, pero con fiebre. Lo llevamos de nuevo a ese hospital porque no íbamos a llegar a Capital, tal y como estaba mi sobrino. El médico no venía, nos decía que esperemos. Pero cuando se dignó a bajar, nos dijo ´Otra vez ustedes acá´".

Los siguientes minutos fueron cruciales para Catriel: "El nene estaba morado y con fiebre. El médico le puso un saturador y el nene no saturaba. Nos dijo que el saturador no andaba, que no tenía pila. Pero probó otro y no saturaba. Nos dijo que se iba a tener que quedar internado, se fue a hacer los papeles de internación y nunca volvió. Fue ahí donde Catriel comenzó a orinarse y se descompensó en los brazos de su mamá. El médico comenzó a practicarle RCP. Apenas en un instante, lo sacaron con otras personas y lo llevaron a otro box, lugar a donde fueron más médicos. Fue ahí cuando se nos fue".

Según le contó Jimena, el médico que atendió a su sobrino "no volvió a aparecer" y desde el Hospital Santamarina se negaron a entregar los datos del profesional. "Queremos saber qué pasó en ese box. Salió el mismo doctor y le dijo fríamente a mi hermana: ´Lo siento mucho mamá. No pudimos hacer nada´. Ahí el papá de mi sobrino irrumpió en la guardia y los médicos se fueron. El médico que lo atendió, miraba de lejos y se fue por el pasillo del área de maternidad", sostuvo Jimena.

Angustiados, tristes y furiosos por lo que había ocurrido en tan solo 24 horas con Catriel, sus familiares le exigieron respuestas a las autoridades de ese nosocomio. Pero hasta el día de hoy, llevan sin saber qué fue lo que terminó con la vida del nene de 3 años: "No sabemos que le pasó. Se le hizo un hisopado, pero después de fallecido, que dio negativo. Al dar negativo, le hicieron la autopsia en la morgue de Lomas de Zamora y dicen que no se ve nada. Se le tomaron una muestras para hacer los estudios toxicológicos y todavía aparentemente no fueron analizadas por falta de insumos".

Echeverría: Exigen justicia por un nene de tres años que murió en ...
La causas del fallecimiento aún no se determinaron

Los familiares de Catriel se reunieron semanas después con el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, quien se comprometió a brindarle los insumos necesarios al laboratorio para que pudieran llevar adelante los estudios toxicológicos a las muestras que le tomaron a los restos del menor.

"Era un nene súper sano. No sufría asma, ni alergias. Por eso nos agarró tan de sorpresa todo esto. Mi hermana tiene sus días, donde quiere saber nada. Y hay días en los que se esfuerza en seguir adelante por el bien de su otra hija", relata Jimena.

Y sentenció: "Una empleada del lugar nos dijo ‘me da vergüenza este hospital’". Los madres de Catriel, Gabriel (28) y Belén (26), realizaron la denuncia en la Comisaría 1ra de Esteban Echeverría, la cual quedó en manos de la Fiscalía Federal Nº 2 de Lomas de Zamora a cargo de la fiscal Verónica Cifarelli.

Las dudas son muchas: los padres de Catriel se contactaron con Marcelo Userpater, integrante de "Médicos Autoconvocados de la República Argentina", quien les aseguró que le parecía raro que la autopsia no haya revelado nada cuando el nene no saturaba: el medidor de presión en el dedo del nene no indicaba nada.

La familia de Catriel reclama justicia en la puerta del Hospital

El profesional sostuvo que, como Catriel no estaba oxigenando, eso le pudo haber provocado un paro cardiorrespiratorio. "Algo en el pulmón tiene que haber, no puede ser que la autopsia no diga nada. Desde el jueves actuaron mal, los análisis de sangre eran muy simples y no eran profundos. Le tenían que hacer un examen completo porque con los estudios que le hicieron no podían descartar ni una infección urinaria", cerró Jimena, quien diariamente junto a su familia reclama por justicia a través de las redes sociales, con marchas presenciales frente al hospital, con marchas online y carteles.

 

BigBangNews



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel