Martes 04
Agosto de 2020
369 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
74 avisos en clasificados

Salud

Sorprendentes fotos de cómo ataca el coronavirus a las células en el cuerpo humano

30/06/2020 | 

Disminuye el tama�o del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tama�o del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 1495 veces

Un grupo de científicos ha descubierto que el coronavirus “zombifica” las células humanas y hace que de ellas broten tentáculos para extenderse por todo el cuerpo. Un estudio dirigido por la Universidad de California de San Francisco permitió que investigadores tomaran imágenes microscópicas de este proceso, que describieron como “siniestro”.

 

Las imágenes muestran células infectadas que desarrollan espigas en forma de tentáculo, conocidas como filopodia o microespículas, que parecen estar llenas de partículas virales.

 

Los investigadores creen que el virus que causa la enfermedad COVID-19 usa los tentáculos para “navegar” hacia las células sanas, donde inyecta su veneno viral en ellas y crea más células zombis.

 

Hasta ahora, se creía que COVID infectaba como la mayoría de los otros virus, al adherirse a las células sanas y finalmente convirtiéndolas en máquinas copiadoras. Pero, en personas con sistemas inmunes saludables, el cuerpo puede combatir la mayoría del virus y evitar que se replique en grandes cantidades en el cuerpo.

 

El último descubrimiento parece mostrar que el coronavirus, en algún momento de su evolución, ha desarrollado un plan de respaldo para sortear al sistema inmune. El hallazgo ha sido descrito como un “salto sorprendente” en la lucha contra el coronavirus y puede abrir la puerta a una gran cantidad de nuevas opciones de tratamiento.

 

Nevan Krogan, profesor de farmacología celular y molecular en la Universidad de California e investigador principal, le dijo al LA Times: “Es muy siniestro que el virus use otros mecanismos para infectar otras células antes de matarlas”. Es que otros virus, incluidos el VIH y la viruela, también usan filopodia como una forma de propagar la infección a través del cuerpo.

 

Pero Krogan advirtió que la forma en que COVID-19 puede hacer crecer los tentáculos tan rápidamente es muy inusual. También afirmó que “su forma, que sobresale de la celda hacia otras células como ramas de un árbol, también era extraña”.

 

El profesor de microbiólogos de la Universidad de Columbia, Stephen Goff, admitió que el hallazgo era “intrigante”, pero que “no necesariamente significaba que los tentáculos se estaban comportando como un segundo modo de propagación”.

 

“Es intrigante y una observación realmente genial. Pero aún no sabemos qué etapa -de infección- se ve afectada, será muy divertido descubrirlo”, agregó.

 

Los científicos detrás del estudio, publicado en la revista Cell, creen que el descubrimiento podría abrir la puerta a nuevos tratamientos.

 

Ahora han identificado siete medicamentos contra el cáncer existentes que bloquean el crecimiento de la filopodia. Entre los siete medicamentos se encuentran gilteritinib, vendido como Xospata, que se usa para tratar la leucemia mieloide aguda y Silmitasertib, un medicamento no probado que se está probando como tratamiento para el cáncer de las vías biliares y una forma de cáncer cerebral infantil.

 

En reacción a los hallazgos, el profesor Andrew Mehle, microbiólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison, sostuvo: “Este documento muestra cuán completamente el virus es capaz de reconectar todas las señales que pasan dentro de la célula. Eso es realmente notable y es algo que ocurre muy rápidamente, tan pronto como dos horas después de que las células se infectan”.

 

Lynne Cassimeris, profesora de ciencias biológicas en la Universidad de Lehigh, cree que el descubrimiento implica un “salto increíble”.

 

Los científicos se han quedado perplejos sobre por qué el coronavirus parece haber afectado más a algunos estados y países que a otros. Investigaciones anteriores habían resaltado que la potente cepa D614G circulaba en grandes cantidades en Italia, el Reino Unido y la ciudad de Nueva York, donde las tasas de infección y mortalidad se encuentran entre las peores del mundo.

 

Ahora, un estudio realizado por científicos de Scripps Research ha confirmado que el coronavirus mutado se adhiere a los receptores con mayor facilidad que otras cepas. Aunque la investigación sólo analizó el D614G en entornos de laboratorio estrechamente controlados, los expertos analizaron que es “plausible” que la estructura viral de la cepa la haga más infecciosa en las personas. /infobae

 
Los científicos que exploran la interacción entre el coronavirus y sus anfitriones han descubierto que cuando el virus SARS-CoV-2 infecta una célula humana, desencadena una transformación macabra y siniestra (UC San Francisco)
 
Los tentáculos se extienden desde una célula infectada por coronavirus a una sana (UC San Francisco)
 
Una imagen de microscopía de una de las células infectadas por el virus SARS-CoV-2 y las protuberancias que utiliza para inyectar su veneno en células aún sanas (UC San Francisco)
 
Una transmisión electrónica por microscopía del coronavirus obtenido por los CDC de China (China CDC via GISAID/Handout via REUTERS)
 
Un escaneo electrónico y microscópico de una célula infectada por el coronavirus COVID-19 (Hiroyuki Imachi, Masaru K. Nobu and JAMSTEC/Handout via REUTERS)



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel