Jueves 27
Febrero de 2020
201 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
62 avisos en clasificados

Catamarca

Carta al director

Grave denuncia contra reconocido Sanatorio

28/01/2020 | 

Disminuye el tama�o del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tama�o del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 3626 veces

Hola buenos días:

Quisiera saber si pueden publicar una denuncia a una dra. del sanatorio JUNÍN que le negó la atención a mí padre. a continuación le detallo lo ocurrido

Abandono de persona (una vez más)

Quiero dar a conocer una situación que me entristece y me llena de indignación, se trata de un caso más de “Abandono de Persona” algo a lo que lamentablemente estamos acostumbrados. En esta oportunidad la víctima fue mi padre, a manos de la impericia de la "DOCTORA” MARÍA PÍA AUGIER, quien se encontraba de guardia en el área de emergencias del SANATORIO JUNÍN al momento de este lamentable hecho.


El pasado 8 de enero mí padre, de 69 años de edad, llegó hasta el Sanatorio a las 17:15 hs, con una urgencia que incluía, además de intensos cólicos, un sangrado de las vías urinarias, lo que incluso le impedía caminar con facilidad. Solicitamos que le dieran atención inmediata por tratarse de una clara urgencia y en la guardia dónde se encontraba la señorita MARÍA PÍA AUGIER junto al Sr. PABLO CASTRO (admisión) se nos informó que, la doctora antes mencionada, no podría atender al paciente ya que ella solo era una médica clínica y que él debía realizar una consulta ambulatoria  con un “Medico Urólogo”. Cabe mencionarque la decisión de esta “profesional” fue tomada sin previo revisación y en la sala de espera de emergencias.


Atento a lo que nos contestaron, nos dirigimos a la zona de consultorios ambulatorios, dónde una  secretaria nos comunicó que los urólogos que trabajan en el nosocomio, estarían recién después de las 19.00 hs y que la atención de mi padre, la debieran hacer en la guardia, por tratarse de una URGENCIA.
Inmediatamente después de un nuevo fracaso en el intento de que le den atención, nos dirigimos nuevamente a la “Guardia” donde de manera reiterada la señorita AUGIER, casi a coro con el SR. CASTRO, dijeron que no iban a atender a mí padre, a pesar del lamentable estado de salud en el que se encontraba.


Ellos insistieron que una revisación y probable internación no estaba dentro de sus posibilidades, porque ella solamente era médica clínica, y que nada podía hacer. Mi respuesta inmediata fue que su condición de Médica (declara por ella misma) claramente le otorga las facultades para proceder en estos casos, ya que de no ser así, no tendría razón de ser, que la hayan puesto de guardia en el sector de emergencias. Le insistí al punto de rogarle, para que mi padre fuera revisado minimamente, para que calmaran sus dolencias y el sangrado que presentaba, ya que no le era posible desplazarse. Asimismo le aclare que mi deseo de que lo atendieran en este lugar, no era un mero capricho sino que por ser jubilado, mi padre tiene cobertura de PAMI y él está inscripto en ese sanatorio (JUNÍN) para su atención médica.


La negativa de la doctora persistió y avanzó con su actitud hasta mostrar su miseria humana, total falta de empatía, y soberbia; ya que sobre el final del intercambio de palabras y al ver que nos retirábamos inminentemente, comenzó a reírse ante la atenta mirada de mi padre y de los que estábamos acompañándolo en este difícil momento.


Pusimos por delante la integridad del paciente y junto a mi hermana (quien también estaba ahí) decidimos acudir a otro centro de salud, con la incertidumbre de no saber si mi padre seria atendido, debido a la cobertura de salud que él posee. Así fue que llegamos al Sanatorio Pasteur, donde manera inmediata y luego de una breve revisión, el personal de la guardia de ese lugar, hizo ingresar a mí padre como paciente en ESTADO CRITICO, para ser atendido en el sector de Terapia Intensiva, donde aún permanece con un SHOCK HIPOVOLEMICO, por lo que además tiene la ayuda de oxígeno para permanecer estable.
Las denuncias para con las personas que literalmente abandonaron a mi padre, se están realizando en las áreas correspondientes, aunque es de público conocimiento lo difícil que es hacer justicia cuando nos oponemos a las corporaciones de la salud local.


Por eso quisiera que este mensaje se comparta, que gran parte de los ciudadanos sepan de esta deshumanización y falta de criterio sufrido por mi padre, ya que seguramente no es el primero, ni será el último en pasar por esto. Que de alguna manera está señorita pueda entender que no debe hacerse llamar "DOCTORA" sin antes ponerse en actitud de tal, y mucho menos permanecer en servicio de un área tan importante como es la “Guardia” de un centro de salud.
Por favor compartir, para que se termine este maltrato y abandono que sufrimos con algunos "Profesionales  de la Salud".

Mi nombre es Ana Karina Aybar, DNI 34.187.347



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel