Miercoles 16
Octubre de 2019
206 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
88 avisos en clasificados

Catamarca

Estremecedor relato

14/09/2019 | 

Disminuye el tama�o del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tama�o del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 1997 veces

Tras un tremendo hecho de inseguridad, por lo violento del mismo, que sucedió en la noche de este pasado lunes, en el Barrio Libertador II (Mil Viviendas), una joven mujer, Valeria Sonia Rizo, docente de 38 años de edad, debió ser intervenida quirúrgicamente para reparar parte de su rostro, luego de haber sido atacada con una botella rota, por un adolescente de 16 años de edad, para robarle su celular.

El hecho conmocionó al barrio, porque el joven atacante, que, luego de ser arrestado,  fue puesto a disposición de la Justicia, vive en inmediaciones de dicho barrio.

El sujeto que protagonizó el asalto, tiene sentencia firme por otros hechos. El Juez de Menores Rodrigo Morabito recomendó la asistencia del Estado, por las características que presentaba el menor, por las adicciones, por el entorno familiar, por la pobreza, para tratar  de recuperarlo a la Sociedad, sin que signifique un peligro para los ciudadanos.

Pero hubo “muy poco” de eso… Morabito resaltó la falta de atención y protección de los organismos correspondientes.

Hace pocas horas, el Juez de Garantías, dispuso que el menor sea alojado en el Instituto de Santa Rosa.

Antes de tal disposición, estando en libertad, y sin recuperarse, provocó lo que le pasó a la mujer, que ella misma explica. Nosotros transcribimos sus declaraciones completas:

 

“Se acercó a mí. Le dije que se vaya, que no me toque, que no se me acerque”

“De pronto sentí un fuerte golpe en mi oído derecho. No sabía con qué me había pegado…En un principio, pensé que me había pegado con el puño cerrado. Me dejó muy mareada”

“De pronto me caí, y me quedé mirándolo, Fue entonces que volví a sentir otro golpe, pero ésta vez, me ardió mucho.”

“Yo empecé a gritar y a retroceder, pero el volvía con la intención de volver a pegarme y lo hizo… Me produjo más cortes, Tengo cortes a lo largo de todo mi rostro, uno cerca de la yugular”

“Lo miraba a los ojos, veía que no se frenaba, y me di cuenta que me quería matar. “

“Me di cuenta que me estaba golpeando con una botella rota”

“En medio de mi desesperación, y con un gran esfuerzo, logré estirar el brazo para intentar sacarle la botella”

“En medio del forcejeo, sufrí cortes en los dedos, con el vidrio”

“Logré sacarle la botella y apareció un vecino del barrio. Entonces él salió corriendo”

“Miré mi chaquetilla y estaba bañada en sangre.”

“Comenzaron a aparecer más vecinos, todos queriendo ayudar” “Les dije que no me sentía bien”

“Llamaron a la policía y después me llevaron al Hospital”

 

Luego se supo que la botella, al principio estaba entera, era de cerveza, y que seguramente el sujeto estaba tomando. Con esa botella, le dio el primer golpe en la cabeza de la joven, en la zona auricular, causándole un grave traumatismo, y allí se rompió, para entonces seguir atacándola  y causarle graves heridas en el rostro.



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel