Domingo 20
Octubre de 2019
203 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
120 avisos en clasificados

Catamarca

Un grave flagelo que no podemos descuidar

11/07/2019 | 

Disminuye el tama�o del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tama�o del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 2240 veces

Hace pocos días, se conocieron datos provenientes de UNICEF, referidos a la tasa de suicidios en nuestro país, pero también para Catamarca.

No es un dato menor, que nuestra provincia figure entre las tres provincias con más altas tasas de suicidio del país, junto a Salta y Jujuy.

A nivel país, los casos se triplicaron en los últimos treinta años, y hoy es la segunda causa de muerte en la franja de 10 a 19 años.

Si se trata de analizar el preocupante fenómeno, resulta de suma importancia e interés, consultar a especialistas en el estudio de la mencionada problemática, que está terminando con la vida de muchos jóvenes, en el país y en nuestra provincia.

Diego Molina, justamante, es psicólogo especialista en Suicidología y de sus conceptos, extraemos los elementos claves, que pueden desembocar en los trágicos hechos que configuran el flagelo.

Dijo, antes que nada Molina, que no hay un programa que sea específico, tanto a  nivel nacional y a nivel provincial para la prevención del suicidio.

 

Seguidamente, Molina manifestó que el suicidio puede no ser una decisión súbita ante una gran frustración,  sino que puede planificarse, existir un método, en un tiempo y espacio, previamente definidos.

"Las alertas en los adolescentes, son básicamente los cambios bruscos del estado de ánimo, insomnio o demasiado sueño. El abuso de drogas o alcohol en su presentación como consumo problemático, trastornos de ansiedad y alimentarios, por ejemplo, y principalmente: la baja autoestima, la soledad y el aislamiento social y la desesperanza", acotó el psicólogo.

 También lo atribuyó a los abusos sexuales.

“Las autolesiones provocadas, pueden ser una antesala, una preparación".

En lo que hace a la prevención, destacó la importancia del diálogo y el afecto familiar.

"Mucho tiene que ver la cuestión del aislamiento del adolescente cada vez más dentro de la casa. Puede estar dentro de la casa, pero conectado a Internet, con poca posibilidad del diálogo con la familia.”

“Hablamos de una comunicación afectiva contenedora y activa, que estaría poco presente. Se habla lo mínimo y lo necesario y la contención o la escucha, que es el primer elemento preventor en todos los humanos, está ausente".

Refiriéndose al viralizado y peligroso “juego”, “La Ballena Azul” dijo que en Catamarca este fenómeno no se dio alarmantemente, y aunque hubo pocos casos, se debe tener en cuenta que hay mucho material que se encuentra en Internet relacionado al suicidio, material que en ocasiones, comentan como llegar al acto contra sí mismo.

Luego, el suicidólogo manifestó: "Estamos en una sociedad del espectáculo y del consumo, no solo de objetos, los estándares de belleza, la necesidad de tener un cuerpo con tales o cuales estándares, o aspirar a ser un jugador de primera, por ejemplo. Esto lleva de alguna manera a la sobreexigencia interna, a veces externa, sobretodo del entorno inmediato afectivo, como los padres o tíos”

"Esta presión que se ejerce – o desde uno mismo – o desde afuera, dispone al ingreso en el circuito de consumo, en donde el curso es solamente más consumo, en donde los topes físicos, económicos, mentales, llevan a que uno llegue a su límite que pueda tener o ser. Es donde comienza a complicarse un poco esto, ya que estos bordes de la realidad, hacen que el adolescente comience a frustrarse".

"La frustración, propicia, entre otras formas, la agresión. Esa agresividad que genera la frustración conlleva a un movimiento interno del sujeto, de tipo impulsivo. Y esta presión interna necesita expresarse de alguna manera.”

“Puede salir hacia los otros, ahí podemos hablar de la delincuencia,  o hacia objetos, pero también puede venir sobre sí mismo, es decir, la autoagresión, y ahí encontramos el espectro de la disposición suicida.”

 

Refiriéndose acerca de la acción del Estado, dijo Molina: "Salud Pública a nivel nacional y provincial, no cuenta con un programa específico para lo que es la prevención del suicidio. No hay un programa comunitario, institucional. Se hacen muchas acciones. Hay un teléfono, el 135 (la línea de emergencia), para poder acceder a un llamado en momentos de crisis en Catamarca, gestionado por la subsecretaría de Salud Mental. Pero no hay un programa estratégico y específico para el tratamiento, puntualmente, de esta problemática".

 

Cuántos elementos de contención sanitaria y de salud mental hay en el medio, en las postas, en los hospitales, que además de la atención, puedan generar prevención?.

 ¿Cuánta relación tienen Salud y Educación en conjunto, institucionalmente e intersectorialmente para pensar la problemática del suicidio adolescente en Catamarca y cómo actuar programáticamente en consecuencia?.



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel