Miercoles 22
Mayo de 2019
123 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
253 avisos en clasificados

Catamarca

“Muchos hablan pero no hacen nada”…

14/03/2019 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 2421 veces

Es lo que expresó Cristina López, una vecina muy comprometida con lo social y que hace un tiempo alimentaba a unos 15 niños carenciados, pero que últimamente, tiene registradas unas 40 familias que concurren a la olla popular que ella misma organiza, y que funciona en el barrio Virgen Niña.

 

Antes daba de comer dos o tres veces por semana, pero ahora lo hace de manera continua, luego de recibir ayuda de algunos organismos y de vecinos que están en condiciones de hacer un aporte.   

Las personas que de alguna manera se comunican con ella, les envían alimentos, ropa, calzados y todo tipo de ayuda solidaria.

“Un grupo de mujeres me trajeron una cocina anafe con garrafa y no cocinamos más en el fuego, salvo algunos días, y lo mejor es que unas abogadas muy solidarias gestionaron y nos están haciendo un salón para que pueda recibir a los chicos de manera cómoda, porque ahora no tengo lugar ni comodidades”, manifestó Cristina.

Muchos prefieren aportar desde el anonimato pero a otros “no les va no les viene” y encima critican, dice la mujer.

 

“Sé que a muchos no les gusta lo que hago, dicen que aquí en el barrio deben existir 5 comedores, pero los invito a todos a que caminen y vean dónde están, y si los comedores funcionan o no.”

“No tengo responsabilidad con ninguno porque lo que yo hago es lo que siento, no hay lugares de contención y no es mi culpa.”

“Otros dicen que no puedo cocinar en el fuego, que las medidas de higiene no son aptas, pero nosotros somos humildes y somos limpios. Toda la vida se cocinó como se pudo, pero todo limpio como en todas las familias. Muchos hablan pero no hacen nada por los chicos”, acotó.

 

Cristina López se mostró contenta de tener el compromiso de dos abogadas que no dieron sus nombres, para colaborar para que la olla popular pueda seguir funcionando en un lugar con mayor comodidad, con un salón contiguo.

Cocinan con vecinas y sus propias hijas, tallarines, arroz con pollo, cazuelas, guisos, polenta, carbonada, e inclusive empanadas…

El postre no falta: da fruta, flan, arroz con leche, y alfajores.

 

“Si pudiera contenerlos aún más lo haría, no tengo sillas, mesas, platos, pero no importa, aun así lo que hacemos es de corazón”, concluyó la solidaria mujer.



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel