Martes 23
Abril de 2019
347 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
181 avisos en clasificados

Salud

Diferencias entre esquizofrenia, bipolaridad y personalidad disociativa

08/02/2019 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 530 veces

En la psicología es muy fácil llegar a confundir conceptos, ya que muchas veces las categorías utilizadas para clasificar fenómenos mentales tienen límites difusos. Además, si no se tiene demasiada formación en este campo de la ciencia, es fácil quedarse con dudas acerca de lo que significa una definición referida a patrones de comportamiento, algo abstracto.

En este artículo veremos cuáles son las diferencias entre bipolaridad, esquizofrenia y personalidad disociativa (o trastorno de la personalidad disociativo), palabras que no significan lo mismo aunque hacen referencia a una especie de división entre los elementos psicológicos de una persona.

 

Definición de cada concepto psicológico

Para comprender cómo podemos distinguir entre estos conceptos utilizados en psicología clínica y psiquiatría, primero debemos tener una definición (aunque sea básica) acerca de estos términos. Vayamos a ello.

 

¿Qué es la bipolaridad y el trastorno bipolar?

La bipolaridad es un concepto amplio y no oficial que hacer referencia al trastorno bipolar, etiqueta diagnóstica que sí es oficial al aparecer en los principales manuales diagnósticos en salud mental.

A modo de resumen, podemos decir que el trastorno bipolar es un trastorno del estado de ánimo en el que sin que la persona lo pretenda ni pueda controlarlo se suceden etapas de depresión, por un lado, y etapas de manía en las que el estado de ánimo se eleva mucho y se vuelve expansivo.

Aunque hay diferentes tipos de trastorno bipolar, el concepto más "puro" de este se refiere a lo que le ocurre a una persona que durante varios días seguidos se encuentra profundamente desmotivado, muy triste e incluso es incapaz de sentir placer, y luego, de manera súbita, pasa a estar varios días seguidos sintiendo una especie de euforia muy intensa y creencias de que se puede conseguir cualquier objetivo (de manera casi literal, y con todos los peligros que esto implica).

El trastorno bipolar es una alteración grave de la salud mental en el que existe un alto riesgo de intentos de suicidio o de exponerse a situaciones muy peligrosas, y además muchas veces los cambios drásticos en el estado de ánimo pueden aparecer junto a distorsiones en la percepción de las cosas, como delirios e incluso alucinaciones.

 

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es un concepto clínico vinculado a alteraciones graves de los procesos mentales más básicos, y se relaciona con los síntomas psicóticos caracterizados por una alteración grave de la percepción y la realización de conductas anómalas y que muchas veces suponen exponerse a peligros.

Las maneras en las que se expresa la esquizofrenia son tan variadas que incluso se ha debatido si realmente es una sola entidad clínica o varias con poca relación entre sí en cuanto a sus causas.

Por ejemplo, en unos casos aparecen delirios y alucinaciones junto a una incapacidad de comunicarse de una manera organizada, otras veces los síntomas psicóticos de la percepción se combinan con el estupor catatónico y la pérdida de consciencia, y en muchas ocasiones todo esto se combina con una manera extraña de expresar emociones (a veces parece que no se tenga emociones, a veces las emociones no se corresponden con lo que está pasando).

 

¿Qué es la personalidad disociativa?

La personalidad disociativa hace referencia a lo que se conoce como trastorno de identidad disociativo, anteriormente conocido como trastorno de personalidad múltiple.

Se trata de una categoría diagnóstica que acarrea mucha controversia porque existen muy pocos casos documentados sobre ella y por consiguiente no ha podido ser muy estudiada, y además sus síntomas no han sido descritos de una manera demasiado consistente.

En términos generales, el trastorno de identidad disociativo se asocia a síntomas como la incapacidad de recordar ciertas experiencias en determinados momentos pero no en otros, la sensación de descomposición de la propia personalidad y del fluir del tiempo.

Además, el trastorno de identidad disociativo suele aparecer en personas que han pasado por experiencias traumáticas, lo cual ha alimentado la idea de ue forma parte de una manera de lidiar con recuerdos que no pueden ser aceptados o experimentados sin sufrir un gran estrés. Pero esto es solo una hipótesis.

 

Diferencias entre esquizofrenia, bipolaridad y personalidad disociativa

Con lo que hemos podido ver hasta ahora, ya podemos empezar a comprender cuáles son las diferencias entre la personalidad disociativ,a la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

 

1. El trastorno bipolar se basa en emociones

Aunque el trastorno bipolar puede ir de la mano de alucinaciones y delirios, lo que lo caracteriza son las alternancias entre estados de ánimo muy extremos, y es por ello que forma parte de la categoría de los trastornos del estado de ánimo.

Por otro lado, en la mayoría de las ocasiones las personas con trastorno bipolar no tienen problemas para comunicarse de manera consistente (aunque en ocasiones pueden elegir no hablar debido a la falta de motivación y energía propias de la etapa depresiva).

 

2. En la identidad disociativa la clave es la memoria

En las definiciones de trastorno de identidad disociativo, las alteraciones en la experiementación de los recuerdos son el elemento central.

Esto significa que en la mayoría de casos se describe una incapacidad de recordar sucesos, y a veces incluso se llega a hacerse referencia a una memoria "compartimentada", como si en un mismo cuerpo existiesen varias personas capaces de acceder a recuerdos a los que nadie más puede acceder.

Eso sí, en realidad esta división absoluta entre contenidos recordados no existe como tal, y es solo aparente.

 

3. La esquizofrenia no se limita a las emociones ni la memoria

Otra de las diferencias entre la esquizofrenia, el trastorno bipolar y el trastorno de identidad disociativo es que la primera tiene una variedad mucho más grande de tipos de síntomas que van más allá de lo emocional y los bloqueos dememoria.

 

4. En cada caso la "división" en los procesos psicológicos es distinta

En estos tras conceptos aparece la idea de que existe una división entre procesos psicológicos.

En el trastorno bipolar, esta división se da con el cambio cualitativo de un estado emocional a otro.

En la identidad disociativa, los cambis se dan cuando unos recuerdos pasan a estar bloqueados y cuando otros pasan a ser accesibles.

Y en la esquizofrenia, parece que sean los procesos psicológicos en sí los que están separados entre sí, y no sus contenidos: la parte emocional a veces no se corresponde con los procesos de percepción del entorno, estos últimos no se corresponden con el funcionamiento de los sentidos, etc.

Por otro lado, no es típico de la esquizofrenia pasar por etapas en los que unos síntomas aparezcan juntos durante varios días seguidos y luego se pase a otra fase en la que surjan otro grupo de síntomas totalmente diferentes, como pasa con el trastorno bipolar.

 

Fuente:psicologiaymente.com



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel