Lunes 19
Agosto de 2019
87 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
173 avisos en clasificados

Hogar, plantas y mascotas

La última moda

Ponen purpurina en testículos a sus perros

01/02/2019 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 418 veces

Si bien hay muchas modas extravagantes en el mundo de las mascotas, esta vez en la exclusiva peluquería Royal Paws de la localidad estadounidense de Carolina marcaron tendencia de verdad con el uso de purpurina en la barba, las pestañas y los testículos de los perros.

Si bien veterinarios y especialistas alertaron a los salones de belleza de mascotas sobre el uso, cada vez son más las personas que llevan a sus caninos a verse un poco más coquetos.

La mezcla está hecha de purpurina comestible y jarabe de maíz para que se adhiera a la superficie del animal.

"Nos encanta hacer cosas creativas, pero NO esto", escribieron usuarios indiganas en la página de Facebook del Royal Paws.

"Esto muestra el nivel de irresponsabilidad que tienen algunos dueños de mascotas que preferirían que los testículos de sus perros se sumergieran en purpurina y luego los castraran para controlar la población de mascotas", escribió una persona indignada.

"Eso tiene que picarle la piel o irritarle al menos en el interior de las patas. Encuentro esta tendencia preocupante y perturbadora", añadía otro usuario. Fuente: crónica
 
La nueva moda de "adornar" los testículos de los animales.

Los veterinarios y organizaciones benéficas de bienestar animal advierten que no es una buena idea hacerle este tipo cosas a un animal. "Los perros son seres sensibles que merecen respeto, no son accesorios de moda", expresó un adiestrador canino. 

 



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel