Domingo 18
Agosto de 2019
163 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
181 avisos en clasificados

Actualidad

LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR.

Compartió las fotos de su esposa y su bebé en su ataúd para exigir justicia

20/10/2018 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 604 veces

El estadounidense Zach Kincaid publicó en su cuenta de Facebook una serie de fotos tomadas en los funerales de su esposa y su pequeña hija para llamar la atención de la sociedad sobre las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol. Según explicó, deseaba publicar las fotos para salvar a otra familia del dolor que está sufriendo la suya. En una de las fotos aparece uno de sus hijos, tratando de acercarse mientras observaba a su padre cerrar el ataúd, sabiendo que sería la última vez que vería a su madre y su hermana para siempre. 
 
Las impresionantes imágenes emocionaron a los cibernautas y llegaron a la prensa.
Zach Kincaid publicó en su cuenta de Facebook una serie de fotos tomadas en los funerales de su esposa y su pequeña hija para llamar la atención de la sociedad sobre las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol. 
 
Las fotos reflejan la pesadilla que Kincaid estuvo viviendo en las últimas semanas, después de que un conductor ebrio se estrellara contra el auto de su esposa, Krystil Kincaid, matándola a ella y a su hija de ocho meses de edad. "Puse esas fotos para que todos puedan
ver la pesadilla que estoy viviendo y mis hijos están viviendo todos los días por el resto de 
nuestras vidas", dijo a "DailyMail TV". "Lo estoy usando como una herramienta para proteger a todos los demás. 
 
De eso se trata. No se trata de que yo me vengue. Se trata de hacer lo que es correcto".
El mundo de Kincaid quedó completamente destrozado cuando Marcos Forestal, un joven boxeador de 28 años, golpeó la camioneta de Krystil en California, el 9 de septiembre. Iba en un BMW a 140 kilómetros por hora y a contramano. Kincaid, de 34 años, había estado hablando por teléfono con Krystil, quien estaba saliendo del trabajo temprano. "Estábamos hablando, y luego la escuché gritar", recordó. "Ese grito solo duró unos dos segundos, pero se repite en mi mente muy, muy lentamente".
Krystil, con ocho meses de embarazo, habría intentado salir de la ruta, pero ambos vehículos
chocaron, provocando que el Chrysler de la mujer se incendiara.
 
 La víctima fue llevada de inmediato vía aérea al hospital, pero ella y su hijo en gestación no superaron el golpe y al parecer murieron mientras eran trasladados. Mientras tanto, la policía detuvo a Forestal justo cuando terminaba una transmisión de Facebook Live, sin percatarse de que Kincaid sufría bajo las llamas, atrapada en su auto: "Se me apareció un carro y tuve un accidente", explicó el hombre mientras mostraba el amasijo de hierros en que quedó convertido su auto. 
 
 
El hombre contó que publicó las fotos "para asegurarse de que mi esposa no haya muerto en vano. Que mi hija no murió por nada", dijo Kincaid. "Esta es mi manera de honrarlas. Esta es mi manera de salvar a otros". Mi vida ha estado llena de adversidad, pero hoy he experimentado lo más duro", comentó en su cuenta de Facebook el esposo de la fallecida. "Les dije a mis dos hijas y dos hijos que un chofer borracho mató a su madre. El dolor y la rabia que dentro dentro de mi alma es enorme, mi corazón está roto".
 
Una persona muy cercana a Marcos Forestal definió su situación con una frase lapidaria: "ha destruido a dos familias". Fuentes cercanas a la familia de Forestal revelaron al "Miami Herald" que sus dos hermanos en los Estados Unidos y su padre en Cuba no encuentran consuelo, luego de que el boxeador fuera arrestado por supuestamente haber provocado la tragedia bajo la influencia del alcohol. "Todos están llorando y con el corazón oprimido, especialmente el viejo Forestal en Guantánamo", indicó la fuente. "Su hermana habló con Marquitos en la prisión y él también se encuentra sumido en una gran tristeza. Esta es una de esas situaciones en la que no gana nadie".
 
www.diarioveloz.com



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
[email protected]
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel