Domingo 25
Febrero de 2018
181 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
774 avisos en clasificados

Ellas y Ellos

Claras señales de que un niño podría convertirse en psicópata

13/02/2018 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 793 veces

Es normal que los padres se preocupen por el futuro de sus hijos, puesto que todos queremos lo mejor para ellos. Sin embargo, es importante vigilar la conducta actual de los pequeños, ya que revela grandes datos sobre su comportamiento y conducta futura.

Varios psicólogos han determinado que los niños de 3 años o más pueden mostrar ciertas “señales” de que podría ser un psicópata en el futuro. De hecho, algunas acciones de los mismos padres empujan a los niños a demostrar estos signos. El problema está en que mayormente los padres piensan que estas señales no son relevantes.

Es por eso que hemos decidido presentar algunas señales claves que podrían conectar a tu pequeño con los rasgos psicopáticos. Muchos asesinos en serie se comportaron así durante su infancia y, desafortunadamente, nadie lo notó a tiempo para ayudarlos apropiadamente.

La tríada de Macdonald:

También conocida como la tríada de la sociopatía o la tríada homicida, es un conjunto de 3 señales que se han sugerido por el psiquiatra estadounidense Macdonald, al analizar el comportamiento de alrededor de 100 criminales. Él indica que existen 3 conductas comúnes entre los psicópatas y esas son: crueldad hacia los animales, enuresis y amor por los incendios.



1. Enuresis

La enuresis es la incontinencia urinaria (orinarse en la cama) que afecta al niño durante la noche. Por supuesto, no hay garantía del 100% de que un niño de 6 años o más que se orine en la cama sea un futuro maníaco. Sin embargo, este trastorno a menudo provoca actos de incendio premeditado, abuso de animales y muchas otras cosas porque esta condición es humillante para un niño. Como resultado, se enojan y se ofenden.



Un claro ejemplo es Andrei Chikatilo, quien sufría de enuresis y fue el maníaco más terrible de la Unión Soviética.

Su madre lo golpeaba cada vez que tenía un accidente. Mucho más tarde, comenzó a disfrutar ver a otros niños sufrir, lo que lo llevó a cometer terribles actos.



2. Crueldad a los animales

La crueldad animal es uno de los signos más obvios de un trastorno psicópata en un niño. Si le explicas a un niño que no está bien tirar de la cola del gato o sacudir la correa del perro y el niño entiende y no repite estas acciones en el futuro, entonces no tienes nada de qué preocuparte.



Pero cuando los niños abusan violentamente de los animales o incluso los matan, es entonces cuando es hora de intervenir y tomar medidas.

Esta es una forma en que los futuros asesinos en serie expresan su enojo usando animales absolutamente indefensos. La conexión entre el abuso de animales y la psicopatía es tan obvia que el FBI incluso comenzó a registrar los casos de abuso de animales en sus informes criminales anuales.



3. Amor por los incendios

La piromanía, o amor por los incendios, es otro claro signo de este trastorno. Esta es otra forma de expresar enojo y liberar la agresión.



Por su puesto, hay otras señales aparte de la tríada de Macdonald. A continuación te dejamos otros signos a los que debes prestar atención:

4. Bullying o abuso escolar

Por supuesto, no todos los intimidadores son futuros maníacos. Las personas pueden convertirse en abusones por muchas razones: pueden querer llamar la atención, poder, parecerse a sus padres violentos, a sus ídolos, etc.



Sin embargo, hay una razón que puede ayudarlo a descubrir a un matón con rasgos psicopáticos: podrían humillar a otras personas simplemente porque lo disfrutan, no porque deseen parecerse a alguien más.



5. Miente sin remordimiento alguno

Si un niño miente porque tiene miedo de ser castigado, puede comprender la razón por la cual no dice la verdad. Sin embargo, si un niño miente solo para mentir, sin remordimiento y con una expresión facial muy segura, esta es una razón para preocuparse. Tal vez, hay algo mal con él. Quizás, le gusta el proceso de mentir.



Otro dato interesante: cuando un niño que tiene rasgos psicópatas es descubierto, comienza a enojarse y esta es una forma de manipulación.

Pero no es porque sea su culpa, sino porque su mentira fue descubierta. Por supuesto, tal vez este niño no es un psicópata, pero esta puede ser una buena razón para ver a un psicólogo de todos modos.



6. Adora quebrantar las reglas.

Todos los niños han roto alguna regla, sin embargo, los niños con rasgos psicópatas comprenden la violación de las reglas de manera muy diferente: obtienen alegría y adrenalina de ello. Lo mismo ocurre con la adrenalina que experimentan las personas cuando roban algo.



Si recuerdas, el profesor Dumbledore encontró juguetes robados en su cajón. Los juguetes pertenecían a otros niños. El Señor Oscuro realmente no los necesitaba, simplemente disfrutaba viendo a alguien perder algo importante para él.



7. Insensibilidad.

Los niños con rasgos psicópatas no demuestran el miedo tan fácilmente como sus compañeros, y no sienten el estrés en el mismo nivel. Tampoco tienen idea de qué es la compasión. Y esta es la razón:

“Los psicópatas no aparecen de la nada. Solo necesitas echar un vistazo a sus primeros años, a lo que les estaba pasando a estos niños cuando recién habían nacido. Por ejemplo, si lloraban durante los primeros 6 meses, y nadie se preocupaba por ellos, nadie los alimentaba cuando tenían hambre, nadie los ayudaba, su cerebro memorizaba eso y se daba cuenta de que los sentimientos no importan. Otras estructuras cerebrales comienzan a formarse según este concepto”, lo explica la psicóloga Heather Irvin.



Además de eso, hay un hecho curioso: Si un niño crece en un buen ambiente, pero después de la edad de 5 años hubo algo de violencia en sus vidas, las posibilidades de que se vuelvan psicópatas son mucho más bajas ya que su conciencia se había formado.



Esto nos enseña que los padres tienen una inmensa responsabilidad con sus hijos, ya que no solo deben velar por la salud del niño, sino también por la forma en que ve el mundo.

Y si este niño tiene alguna desviación, siempre es mejor consultar a un especialista y luego tratar de resolver el problema sin la ayuda de profesionales. Fuente: contexto



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
catamarcaya@yahoo.com.ar
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel