Jueves 16
Agosto de 2018
149 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
249 avisos en clasificados

Ellas y Ellos

10 reglas de vida de una persona armoniosa y feliz

13/02/2018 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 830 veces

A menudo, las barreras psicológicas, creencias falsas y el conocimiento limitado no nos dejan vivir. Para salir del círculo vicioso, muchos leen literatura clásica, libros de ciencia popular y publicaciones religiosas. Un conocido psicólogo ruso M.E. Litwak publicó un libro en el que revela, según su punto de vista, los principales obstáculos psicológicos en el camino hacia una vida feliz y saludable.

 

Puedes pensar sobre ellos mientras estás viajando o simplemente en tu tiempo libre, una y otra vez reflexionando sobre estos postulados.

 

 

10. La felicidad es solo un efecto secundario de una vida bien organizada

La felicidad, la alegría y el éxito, como alguna vez afirmó el psiquiatra Viktor Frankl, son solo un producto secundario de una actividad bien organizada. La actividad que te trae todas estas emociones.

 

Al contrario, cuando uno trata de “conseguir” los “subproductos”, estos se alejan de uno como la línea del horizonte. Cuanto más te acercas a tus sueños más preciados, más lejos estás de ellos.

 

 

9. Comunicándote con otra persona, recuerda que él también tiene una gran opinión de sí mismo, como tú la tienes de ti mismo

 

Nunca olvides que la persona con la que te comunicas, es una persona igual que tú. Tiene sus propios puntos de vista formados sobre las cosas y hay razones para esto.

 

Todas las personas que encuentras en tu camino pelean una batalla de la que puedes no saber nada. Siempre vale la pena recordar la autoestima de una persona y no traspasar sus límites.

 

 

 

8. Si tú mismo no haces nada, ¿cómo puede alguien ayudarte? Solo puedes manejar un auto si este se mueve

 

Las palabras son siempre algo efímero. Hasta existe la expresión: “palabras vacías”. La persona se determina principalmente por sus acciones. Nadie te puede ayudar si solo le dices a todo el mundo que tienes muchas ganas de escribir un libro. Y, de hecho, ¿cómo podrían ayudarte?

 

Cuando tú decidas llevar una copia a una casa editorial, siempre habrán amigos y conocidos dispuestos a apoyarte. Si tus obras se materializan, otras personas tendrán la oportunidad de ayudarte no solo con palabras.

 

 

7. Ten éxito y todos los insultos desaparecerán mágicamente

 

Muchos insultos se forman dentro debido a tus propios sentimientos de insatisfacción. A veces guardamos rencor y creemos que solo la persona que nos insultó puede remediar la situación. Sin embargo, el mecanismo funciona de otra manera. Una alumna de Litwak dijo una vez: “Mis éxitos han tapado mis resentimientos”. Y esto es fundamentalmente cierto. Comienza a hacer lo que te gusta y ten éxito en esto. Te darás cuenta cómo todos los insultos desaparecerán por sí mismos.

 

 

 

6. ¿Quieres saber quién es tu principal enemigo? ¡Mira en el espejo!

 

Muchos pelean con enemigos externos, mientras que necesitan pelear con los internos. El único y principal enemigo está dentro de nosotros. Es imposible salir del círculo infinito de problemas, sin eliminar las barreras internas que obstaculizan nuestro crecimiento y desarrollo.

 

De hecho, estamos en un marco rígido que la sociedad y la educación crearon para nosotros. Lo tomamos por nuestra propia esencia y le dedicamos una parte significativa de nuestra energía. Toda la psicología moderna está dirigida a combatirlo. A veces actúa en su propio nombre, entonces se llama psicosis. Sin embargo, por lo general habla en nuestro nombre y ni siquiera lo notamos.

 

 

Cuando estés listo para enfrentarlo y vencerlo, ya no tendrás enemigos en este mundo.

 

 

5. Busca el camino correcto, no el directo, porque el directo no siempre es el correcto

 

 

Supongamos que estás en el piso 30 y necesitas bajar. La forma más directa es a través de la ventana. Sin embargo, lo más probable es que, si bajas por allí, ese sea tu último viaje. Una solución más previsora ​​y correcta sería buscar un ascensor o, en el peor de los casos, una escalera, incluso si el interior del edificio está oscuro y es difícil encontrar algo.

 

Además, puedes imaginar que una persona que elige un camino directo, en lugar del correcto, se parece a una mosca que golpea contra el vidrio y no se da cuenta de que salir por la puerta que se encuentra al lado sería mucho más rápido.

 

 

4. Cuando una persona no tiene un objetivo, no ve nada. Lo contrario también es cierto: el objetivo agudiza la vista

¿Alguna vez te diste cuenta de que cuando necesitabas algo, por ejemplo, una maceta que te pidió tu querida abuela, comenzaste a notarlas en todas partes? Como en las tiendas de construcción, en los mercados... Y aun cuando ya no los necesitas, te encuentras mirando unas excelentes macetas en una florería.

 

De la misma manera funcionan los objetivos globales. Tu atención es limitada, solo notas lo que necesitas. El objetivo es como un foco: si enfocas incorrectamente, no verás lo que realmente necesitas.

 

 

3. Si quieres demostrarle algo a alguien, significa que vives para esa persona

 

Si quieres ser feliz, deja de demostrar que siempre tienes razón. Piensa en la esencia de cualquier prueba. Es una apelación a otra persona, un intento de cambiar su opinión sobre una cosa. ¿Para qué los necesitas? Resulta que su opinión es mucho más importante que la tuya si le aplicas tanto esfuerzo. Si vives para ti, no tiene sentido demostrarle nada a nadie.

 

 

2. La capacidad de amar y tolerar bien la soledad es un indicador de la madurez espiritual. Lo mejor que hacemos, lo hacemos cuando estamos solos

 

 

Él que no tolera la soledad, no se quiere a sí mismo. Busca la compañía y piensa que habrá algo diferente. Una persona espiritualmente madura usa la soledad para el autodesarrollo y acumula información que va a poder “regalar” a otra persona. Después de todo, una parte importante de la comunicación no es solo tomar, sino darle a otra persona lo que puede serle interesante. A todos los que les gustan los libros de Litwak, él pregunta: “¿Cuántas personas crees que había a mi alrededor cuando lo escribí?”

 

 

 

1. La felicidad radica en el hecho de que QUIERO, PUEDO y DEBO tengan el mismo contenido

 

 

Una persona a menudo tiene estos desacuerdos: debo, pero no quiero, quiero, pero no puedo, etc. Lo único que una persona debería hacer es desarrollarse a sí mismo, el resto es opcional. Lo que deseas debe necesariamente estar regulado por lo que necesitas (el desarrollo). Y lo que puedes, es la fuerza que complementa este sistema, es su motor. Litwak recomienda enfáticamente que uno haga una lista en las tres áreas y de esta manera ponga el orden en su sistema de valores.

 

 

¿Estás de acuerdo con el psicólogo? ¿Hay algo en sus consejos que te hizo pensar?

Fuente:genial.guru



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
catamarcaya@yahoo.com.ar
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel