Sabado 31
Octubre de 2020
136 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
61 avisos en clasificados

Catamarca Covid-19

Cualquiera sea el color del Semáforo…

16/10/2020 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 2282 veces

Lejos están los tiempos (aunque es una forma de decir, ya que solamente son algunos meses.) en que nos vanagloriábamos en Catamarca de ser la última provincia en no registrar casos de coronavirus.

Hemos pasado una etapa de estricta cuarentena y aislamiento casi total, con pequeñas permisividades, de ir a un negocio de cercanía, con barbijo y siguiendo los protocolos establecidos por el COE provincial. Asimismo, al ir a farmacias y otros locales de venta considerados esenciales.

No podía haber reuniones sociales, ni familiares, ni actividades recreativas o deportivas de ningún tipo.

Pero, de apoco y en función de la permanencia del “cero” en casos positivos de COVID-19, progresivamente entramos a otras Fases, permitiéndose, más actividades, aperturas de otros comercios, deportes recreativos con número limitado de personas y horarios más flexibles para circular.

De pronto, se produjo el primer caso, con un residente de nuestra provincia, pero que viajaba con frecuencia a otras jurisdicciones, ya que era transportista de mercaderías.

 Y, finalmente se dio el primer caso positivo, pero luego, producto de las relaciones, hubo más casos por contactos estrechos.

No vamos a hacer una cronología de todos los sucesos que se produjeron después, pero progresivamente, comenzaron a aparecer más casos, aunque aún no se hablaba de circulación comunitaria del virus.

Así fue, que con el correr del tiempo, se produjeron casos positivos, no solo en esta Capital (recordemos el caso del empleado de la sucursal del Banco Nación) sino que los casos se fueron diversificando, en buena parte del interior provincial,

Fray M. Esquiú, Valle viejo, Belén, Santa María, Paclín, Antofagasta de la Sierra, (particularmente en las mineras) La Paz, y los casos del Servicio Penitenciario en el Penal de Miraflores, en el Departamento Capayán.

Merece un párrafo aparte lo ocurrido en el Penal, ya que al no producirse salidas (al menos conocidas públicamente) salvo por necesidades de atención sanitaria, y al limitarse las visitas familiares, era muy difícil que se diera un caso. Pero se dio. Y curiosamente, fue un agente del Penal, pero también  hubo luego internos contagiados, que debieron ser aislados. Ello nos lleva a suponer: ¿Se cumplían  estrictamente los protocolos, como una vez lo dijo el Director Romero, o algo falló?

Hubo acusaciones, de que no había control, que los protocolos no se cumplían, en fin, hubo reclamos de familiares y de los propios internos.

¿Es una mera coincidencia, que hace pocos días renunciara el Director Romero?

Más allá del Caso del Penitenciario, donde aún se siguen registrando más casos y hay gente del Penal, aislada en un Hotel, se pueden hacer consideraciones más generales.

No hay duda, y eso es algo que lo pudimos ver (y lo seguimos viendo), que hubo un proceso de mucha relajación en la sociedad, y veíamos, como en las colas de los bancos, por ejemplo, la gente no respetaba el distanciamiento social, y muchas veces se amontonaban. Fuimos viendo en las crónicas diarias, las intervenciones policiales, por muchos casos de fiestas y reuniones clandestinas, que derivaban en el arresto de jóvenes, adultos y menores, todos ellos trasgrediendo las normas.

El propio Gobernador, dijo hace pocas horas, que la policía no daba abasto para disgregar “juntadas”.

Cuando iba a una despensa del barrio, con barbijo y el comerciante atendía en igualdad de condiciones, siempre aparecía algún “vivo” que, a veces a viva voz, pedía cosas, cerca de nuestras caras y sin barbijo. En fin, hay de todo.

Un hijo mío, se desvive por cuidar los protocolos en la empresa que trabaja, (lo cual algunos clientes de la misma no hacen)  y no quiere llegar a su casa y contagiar a su madre.

Se sabe también, que hubo fallas en los controles y luego de más de un caso con transportistas, tales controles se intensificaron.

También están las marchas de protesta, donde hace pocos días, unas 150 personas pedían más aperturas y algunos hablaban de una falsa pandemia, por lo cual se me ocurre pensar, que para el caso, “los muertos hablan”, y Ud. o vos, saben a lo que me refiero.

Afortunadamente, aun no tenemos muertos por coronavirus  entre nosotros, pero nadie está a salvo totalmente.

Yendo a circunstancias especiales, no olvidemos que se dio un caso positivo con una mujer embarazada, y que fue diagnosticada con COVID-19, estando en la Maternidad provincial.

También el de una madre y su pequeño hijo, ambos con coronavirus, que debieron ser trasladados al Hospital Malbrán.

Sin ir más lejos, el propio Gobernador debió someterse a un  testeo por PCR y aislarse, por el caso positivo de un custodio.

7 miembros del grupo Kuntur debieron ser aislados.

Y así los casos siguen ocurriendo...

Lo cierto es que esta nota de tapa para el día viernes, se terminó de redactar antes del informe nocturno del COE provincial del jueves, pero cualquier resultado que se comunique, no alteraría lo conceptual de esta nota. Lo cierto es que estamos orillando, algo más arriba o algo más abajo, los 400 casos positivos.

Estamos en la etapa amarilla del Semáforo, nuevo sistema aplicado para determinar la situación sanitaria y epidemiológica de la provincia, pero de lo que estamos convencidos es que cualquiera sea el color de ese semáforo, si no hay conciencia y responsabilidad de la gente, de poco va a servir.

No vaya a ser, que nos pase a nosotros, en Catamarca,  lo que dice el diario español El País, que  la Argentina pasó de ser un ejemplo regional, a estar acorralada por el COVID-19.

Ha pasado de ser citado como ejemplo en la contención del coronavirus en América Latina a convertirse en uno de los países de la región con mayor número de casos, 917.035, y una cifra creciente de víctimas fatales, 24.572.

Y no olvidemos que hay una alarmante cantidad de casos positivos y de muertes, en todas las provincias vecinas, como La Rioja, Tucumán, Córdoba, Santiago del Estero y Salta, y no somos “La Cenicienta de las provincias”, ni somos inmortales.

Seamos racionales, prudentes, veamos con más optimismo tiempos futuros no tan lejanos y preservemos lo bueno que aún tenemos, si nos comparamos con nuestros vecinos más próximos. Valoremos eso y tal vez, salgamos airosos, cansados, pero airosos, y si los demás no valoran ello,  permítanme decir que soy  bastante escéptico, al menos comencemos o continuemos actuando, de acuerdo a nuestras propias convicciones, aunque a veces choquemos con actitudes opuestas.

 



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
catamarcaya@yahoo.com.ar
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel