Viernes 23
Junio de 2017
302 Usuarios en Linea
Catamarca
Argentina
265 avisos en clasificados

Actualidad

Esta mujer se transformó en un monstruo debido a las cirugías

17/02/2017 | 

Disminuye el tamaño del texto Disminuir Fuente   Aumenta el tamaño del texto Aumentar Fuente   Imprimir Noticia Imprimir   Enviar la noticia por e-mail Enviar   Comentar Noticia Comentar   Publicar en Facebook Publicar   Publicar en Twitter Publicar
Noticia leida 1486 veces

Cuando Carol Brian entró en el consultorio de su esteticista para probar un nuevo tipo de procedimiento, no se imaginaba lo que sucedería. Después de cumplir 30 años, Carol comenzó a hacerse periódicamente inyecciones de Botox para suavizar las arrugas finas en su cara.

En el 2009, a la edad de 47 años, Carol, siguió el consejo de un especialista, y decidió introducirse en la piel de un relleno especial con el fin de corregir la forma de la cara, la frente y los pómulos.

Poco después de la inyección en la cara de la mujer le aparecieron hematomas y una hinchazón gigante. “Tres meses después del procedimiento, estaba horrorizada por cómo me veía” – dijo a The Independent.

Carol tomó procedimientos correctivos, pero hubiera sido mejor que no se los haya hecho: Como resultado de la primera operación para extirpar un hematoma de su frente, tocaron un nervio óptico, y perdió el ojo derecho para siempre.

“Mi cara siguió hinchándose y deformándose. En tal medida que me vi obligada a ocultarme no sólo de mis amigos, sino también de mis familiares, pero incluso de mí misma, porque tenía miedo de mirarme en el espejo!” – dijo a la víctima.

Más tarde se hizo evidente que la esteticista mezcló dos rellenos diferentes, uno de los cuales ha sido Silicon, en la misma jeringa, y los inyectó juntos en el rostro, ¡cometiendo un terrible error!

Durante tres años, la mujer se las ha pasado encerrada en su habitación, sin hablar con nadie, y queriendo suicidarse.

Al final, su hija fue capaz de convencer a la mujer para pedir ayuda calificada. Tuvieron que mudarse de Florida a Los Ángeles para comenzar el difícil camino hacia la recuperación.

El dolor de los procedimientos de corrección fueron simplemente indescriptibles. Y se prolongó durante cuatro largos años. Lo más grave fue la operación de 17 horas para el trasplante de piel de la parte posterior en la cara.

Hoy Carol se ve mejor, y actualmente maneja un movimiento social que se dedica a informar a los pacientes de las clínicas cosméticas sobre las posibles consecuencias.

Así se veía antes de la operación:

Imagen relacionada a

 

Así quedo luego:

Imagen relacionada Imagen relacionada


Así está hoy:

i



Fuente: /difundir.org



Todos los derechos reservados a
catamarcaya.com - catamarcaya.com.ar
Contacto directo:
catamarcaya@yahoo.com.ar
Sms directo:
383 154 377769

Diseñado por: Martin Lobato Carbel